Actualidad

Sabías que | 24 abr., 2019

Los 10 mandamientos de la eficiencia energética


Para una compañía concienciada con el medio ambiente como Feníe Energía, la eficiencia energética es uno de los pilares fundamentales y principales objetivos. Por ese motivo, es importante que cada uno de nosotros nos paremos a pensar si en nuestras casas estamos siendo eficientes energéticamente o no.

¿Y qué es una casa eficiente? Pues aquella que aprovecha al máximo los recursos climáticos y energéticos del lugar donde se encuentra para alcanzar el confort de forma natural. Para ello, reduce al máximo su demanda energética y sus emisiones de CO2 y prioriza las fuentes de energías renovables.

El hecho de tener una vivienda energéticamente eficiente nos permite ahorrar en nuestro consumo, que es uno de los principales pilares de nuestra compañía, y contribuimos a la mejora del medio ambiente y a entender cómo podemos ahorrar en la factura de la luz.

Estos son los 10 mandamiento de la eficiencia energética en la vivienda:

1.-  Instalar iluminación de bajo consumo: La iluminación es fundamental tanto en un negocio como en tu hogar. Una de las formas más rápidas y efectivas de reducir tu factura eléctrica es sustituir los equipos de iluminación convencional por equivalentes de tecnología más eficientes.

2.-  Vigila el uso de los electrodomésticos: Es importante saber la calificación energética y hacer un uso eficiente de la lavadora y el lavavajillas, llenándolos antes de ponerlos. En el caso de la lavadora, lavando en frío. Además, configurar la temperatura del frigorífico en el intervalo de 3 a 7 grados y el congelador a -18 grados, ya que cada grado menos supone un 7% más de consumo.

3.- Revisa tus consumos: Hay veces que tenemos diferencias entre facturas muy desmesuradas que hay que controlar porque podemos estar haciendo un consumo que no se corresponde con nuestras necesidades. Para eso, repasar la factura cada mes puede ser muy útil.

4.- Evita tener los aparatos eléctricos en stand by: Aunque todos sabemos que los aparatos enchufados gastan luz cuando no los utilizamos, pocos conocen que supone el 2% del gasto de luz de una vivienda. El tener regletas que podamos apagar es de mucha utilidad.

5.- Mejorar el rendimiento de la caldera: Realizar revisiones en la caldera del gas es fundamental para evitar posibles accidentes, pero también para saber si se está haciendo un consumo excesivo de gas con la caldera. En ocasiones, es más eficiente energéticamente comprar una nueva caldera que consuma menos.

6.- Revisa el aislamiento: La importancia de que las ventanas aíslen bien la casa del exterior y que no se cuele el aire, es fundamental para mantener la temperatura en la casa y, por lo tanto, hacer un consumo eficiente de calefacción. Además, el tener un aislamiento adecuado en las paredes permite que la vivienda esté más resguardada del frío y del calor.

7.- Ahorrar con los grifos: Es más eficiente tener dos grifos separados de agua fría y caliente dado que, de esa forma, conseguimos consumir agua caliente solo cuando es necesario y podemos abrir el grifo de agua fría independientemente. Otro uso eficiente es no mantener los grifos abiertos durante mucho tiempo o mientras nos enjabonamos en la ducha para no desperdiciar agua.

8.- Controla la temperatura: Para mantener una buena temperatura en casa se pueden tomar medidas como instalar toldos, para que no entre el calor en verano, bajar las persianas por la noche en invierno y aprovechar por la mañana el calor del sol.  O ventilar solo durante 10 minutos al día para que no se baje o suba la temperatura con la de la calle. Y ajustar el termostato entre 19 y 21 grados durante el día y entre 15 y 17 grados durante la noche. Además, disponer de un termostato en la caldera es fundamental para mantener la casa a una temperatura determinada. Y es que el disponer de termostato permite que la calefacción cuando llegue a esos grados se apague y así se aproveche el calor que ha producido.

9.- Cuidado con el Aire acondicionado: En cuanto al uso de aparatos como el de aire acondicionado se recomienda comprar los de calificación (A+++) para ahorrar hasta un 40% de energía y mantener una temperatura de 24 y 26 grados en verano.

10.-  Instala ventiladores de techo: Estos aparatos pueden hacer que se reduzca el uso del aire acondicionado en verano, reduciendo el uso de energía. Y, además, en invierno existen algunos modelos que permiten mover el aire caliente haciendo que se aproveche mejor el calor de la calefacción.

¡No te pierdas ninguna de nuestras noticias y publicaciones, síguenos también en Twitter, Facebook y LinkedIn!

#VerásLaEnergíaDeOtraManera #PuraEnergía #LaEnergíadeLaVuelta


  • Compartir
 Torna enrere