Actualidad

Noticias | 12 Jun, 2020

El Gobierno declara la guerra al plástico. ¿Cómo te afectará?


  • Se trata de una apuesta por la economía circular que pretende incidir en la durabilidad de los productos que consumimos. Restringe aquellos de un solo uso, en especial los plásticos.
  • Se impondrán nuevas y más duras sanciones a quienes traten de esquivar la norma mediante, por ejemplo, el abandono de residuos fuera de los puntos habilitados.

Ni pajitas, ni vasos, platos o cubiertos de plástico, ni bastoncillos de algodón. Deberemos aprender a vivir sin estos y otros productos de uso diario, para asegurar un planeta más limpio y sostenible a nuestros hijos y a las generaciones futuras.

La nueva ley de residuos y suelos contaminados pone el objetivo en la transición hacia una economía circular. Es decir, quiere que todos los productos que producimos puedan ser reutilizados para nuevos usos, una vez que hayan cumplido su función inicial. Que sean reciclables.

Por ello dejaremos de contar a partir de 2021 con alguno de los productos de uso diario que, a pesar de que nos hagan la vida más cómoda, nos hacen el planeta menos salubre. Es el caso de los bastoncillos de algodón o del menaje de plástico al que tanto recurrimos en fiestas y cumpleaños. No obstante, cada vez surgen más sustitutivos que pueden satisfacer nuestras necesidades con la misma efectividad.

¿Y si necesito utilizar el plástico? Prepara el bolsillo

Si aún así necesitamos consumir plástico en algunos productos, sepan que lo notarán en el bolsillo. Y es que el mejor elemento de disuasión es el que afecta al monedero. Por ello, estará prohibida la comercialización de plásticos no reutilizables de forma gratuita. Deberán constar en la factura, de forma separada y con su precio individualizado. Pero no, las trabas económicas no terminan ahí: la intención es introducir también un nuevo impuesto a este tipo de plásticos de 0,45€/Kg como ya han hecho otros países de nuestro entorno.

Ahora bien, la nueva normativa también nos dará la oportunidad de ahorrar. Y es que los establecimientos de hostelería estarán obligados a ofrecernos agua del grifo, de manera gratuita, como alternativa al agua embotellada, siempre que lo permitan las condiciones de salubridad.

La ley que pretende aprobar el Ministerio de Transición Ecológica, contempla duras sanciones para quienes esquiven la norma.

Medidas, todas ellas, que pueden ser más o menos positivas para nuestro día a día pero que, sin duda, supondrán una mejora para nuestro futuro. El objetivo es conseguir una reducción de hasta el 50% en 2016 y del 70% en 2030.


Categorías: Noticias

  • Compartir
Volver atrás