Actualidad

Sabías que | 9 Apr, 2019

8 consejos para ahorrar en tu consumo energético


Con motivo del Día Mundial del Ahorro Energético que se celebra el 21 de octubre desde Feníe Energía apostamos por el ahorro de nuestros clientes a través del asesoramiento de nuestros agentes energéticos y nuestros servicios de eficiencia energética.

Con un buen asesoramiento energético se pueden conseguir grandes ahorros en el consumo que contribuyen tanto a la reducción de lo que se paga en la factura como a ser más respetuosos con el medio ambiente.

La extensa experiencia de Feníe Energía asesorando a los clientes sobre cómo ahorrar en sus facturas eléctricas nos avala para ofrecer consejos para que los consumidores reduzcan su consumo en este Día Mundial del Ahorro Energético.

1.- Importancia del asesoramiento

Tener a una persona experta y dispuesta a asesorarte sobre cómo reducir tu consumo en el hogar y sobre la potencia que debes contratar es fundamental para conseguir ahorrar.

En Feníe Energía la experiencia de nuestros agentes energéticos permite al cliente tener un asesoramiento personalizado con soluciones integrales a la medida del consumidor. De esta manera, puede adaptar la solución a su caso y estar siempre asesorado por un experto en eficiencia energética.

2.- Ahorrar en el fijo de la electricidad

El desconocimiento de lo que pagamos en una factura eléctrica provoca, en muchas ocasiones, que no sepamos cómo podemos ahorrar y tendemos a intentar buscar una compañía que nos ofrezca un precio por Kilovatio muy reducido para ver si de esa manera conseguimos reducir la factura.

El término fijo, en la mayoría de casos, supone más del 40% de lo que pagamos en la factura de la luz. Por lo que si reducimos esta parte se reducirá sustancialmente lo que pagamos.

Para hacerlo, gracias al asesoramiento de un experto podemos saber si la potencia contratada es la adecuada y si no lo es, podemos ajustarla para pagar menos al mes. También podemos reducir nuestra factura eléctrica podemos adaptar nuestro consumo y no utilizar la lavadora, el microondas, el horno o el secador a la vez, disminuyendo la necesidad de potencia.

3.- Uso eficiente de la iluminación

La iluminación es fundamental tanto en tu negocio como en tu hogar.  Además, una de las formas más rápidas y efectivas de reducir tu factura eléctrica es sustituir los equipos de iluminación convencional por equivalentes de tecnología más eficientes.

Y es que, este tipo de iluminación puede llegar a reducir en un 80% las emisiones de CO2 producidas.

4.- Control de consumos

El conocer cómo consumes es el primer paso para ahorrar y en Feníe Energía ofrecemos la posibilidad de monitorizar la energía a través de la web Sigue+e. Esta herramienta junto con el asesoramiento de un experto te permitirá conocer cuánto consumes en cada instante y, gracias a ello, podrás elegir la tarifa que más se adecue a tus necesidades y establecer objetivos y alarmas de sobreconsumo. Esto, además, permite reducir consumos y hacer un uso más eficiente de la instalación.

5.- Origen de la energía

En Feníe Energía somos una comercializadora que ofrecemos energía 100% verde. Esto contribuye a un mayor respeto al medio ambiente y a la sostenibilidad del sistema energético de nuestro país.

6.- Climatización

Según recomienda el IDAE (Instituto para la Diversificación del Ahorro y la Energía) la temperatura ideal en el hogar está entre 19 y 21 grados. Por cada grado que subimos la temperatura de calefacción, se incrementa en un 7% el consumo de energía y, además, ese aumento de temperatura provoca un exceso de calor y una sensación de disconfort térmico.

Hay que destacar también que hasta un 60% de ahorro de energía se consigue instalando toldos en las ventanas donde da el sol, evitando la entrada de aire frío y aislando adecuadamente techos y muros.

7.- Uso de electrodomésticos

La nevera es el electrodoméstico que más consume en el hogar porque tiene un uso continuo. Por ese motivo, es conveniente comprar una nevera que tenga una calificación de eficiencia adecuada, no comprar un frigorífico más grande de lo que necesitas y que sea no Frost para que no haga hielo porque evita que se enfríe la comida.

El horno es otro de los electrodomésticos que más gasta debido a que tiene que generar altas temperaturas en poco tiempo. Se recomienda no abrir el horno porque se pierde calor, así como apagarlo antes de que termine de cocinarse y así, aprovechar el calor residual.

La lavadora es el tercer electrodoméstico que más energía consume de la casa entre un 80 y un 85% de la energía que consume se debe al calentamiento del agua en el lavado así que lo más conveniente es usar los programas ECO y lavar a bajas temperaturas.

Los pequeños electrodomésticos que trocean o baten tiene gastan poca energía. Sin embargo, los que calientan como tostadoras o planchas tienen potencias mayores por lo que pueden dar lugar a consumos más elevados si no se utilizan correctamente.

Otro de los consejos para que se optimice el uso de la plancha es que se planchen grandes cantidades de ropa en vez de prendas por separado.

8.- Uso eficiente de equipos electrónicos en habitaciones

El aumento de los equipos electrónicos en las casas ha hecho que aumente el consumo, en muchas ocasiones, por un mal uso de los mismos. Los ordenadores portátiles consumen menos que los ordenadores de mesa debido a que tienen una batería que debe durar al menos dos horas por lo que están equipados con pantallas de LCD, adaptadores, discos duros y UCP que incluyen funciones de gestión del consumo.

Y es que un uso eficiente de los aparatos eléctricos de los hogares puede suponer un ahorro considerable si  se aprende cómo hacer un uso eficaz de los mismos.

¡No te pierdas ninguna de nuestras noticias y publicaciones, síguenos también en Twitter, Facebook y LinkedIn!

#VerásLaEnergíaDeOtraManera #PuraEnergía #LaEnergíadeLaVuelta


  • Compartir
Back