Actualidad

Noticias | 4 Jun, 2020

Que la factura del aire acondicionado no te deje helado


Todos los veranos con el mismo quebradero de cabeza, ¿debo poner el aire acondicionado? ¿Con qué temperatura crearé un ambiente agradable sin llevarme un susto en la factura? ¿Estaré siendo responsable con la sostenibilidad del planeta?

Con el buen tiempo y el calor, llegan las terrazas y piscinas, la playa y los chiringuitos, pero también llega el calor sofocante del hogar. Para evitarlo sois muchos los que os armáis de un buen aparato de aire acondicionado que haga que estar en casa, sobre todo en las horas centrales del día, sea un poco más placentero. Pero, ¿estamos haciendo un uso responsable del aire acondicionado? Hoy te damos las claves, para disfrutar de una temperatura agradable sin que la factura te deje helado.

1. Elige un aparato mirando el coste a largo plazo
Si todavía no tienes aparato de aire acondicionado y estás pensando en adquirir uno para este verano, lo recomendable es que te decantes por uno con sello de eficiencia A+++. Su consumo es un 40% más bajo que el de los aparatos tradicionales.

La mayoría, sin embargo, ya cuentan con un aparato, y cambiarlo puede suponer un gasto excesivo por lo que ahí van unas recomendaciones:

2. La naturaleza puede ser el mejor climatizador
Aprovecha las horas más frescas del día para ventilar el espacio. Renovarás el aire y contribuirás a disminuir la temperatura media de tu hogar o negocio.

3. Dale a tu aparato el lugar que le corresponde
Localiza los puntos más eficientes para la instalación de tu equipo. Elige lugares elevados y sin obstáculos para favorecer la circulación del aire. Evita que este se proyecte directamente sobre las personas. Para ello, además puedes recurrir a expertos en eficiencia energética como los Agentes de Feníe Energía. Asesores formados para ofrecer soluciones integrales de eficiencia para tu negocio u hogar.

4. No conviertas tu hogar en el Reino del Hielo
El objetivo es crear una sensación térmica agradable. Para ello nuestros expertos recomiendan reducir la temperatura unos 5º respecto al termómetro exterior. Con una temperatura de entre 24 y 26 grados conseguiremos esa sensación agradable sin que suponga un agujero en nuestra economía.

5. Cierra la puerta que se escapa el gato
Ahora bien, mantener la temperatura para no tener que obligar al aparato a trabajar de manera ineficiente es fundamental. Para ello debemos asegurarnos de tener un correcto aislamiento del espacio. Mantendremos las puertas y ventanas bien cerradas mientras hagamos uso del aire acondicionado o climatizador.

6. Aprovecha las funciones de tu equipo
Si tu aparato dispone de modo ECO, utilízalo. Es posible que tardemos un poco más en alcanzar la temperatura deseada, pero estaremos reduciendo el consumo en un 30%.

7. Todos necesitamos que no mimen de vez en cuando
Realiza un mantenimiento regular de tu aparato de climatización. La limpieza de filtros y un acondicionamiento anual, aumentan la eficiencia de tu equipo.
Utiliza un programador para que no permanezca encendido más tiempo del necesario. Sobre todo, por las noches.

8. Apuesta por el trabajo en equipo
Si puedes, utiliza otros aliados de forma complementaria contra el calor. Hidrátate bien, bajas las persianas en las horas de exposición solar o recurre a los toldos para crear espacios de sombra.

Aplicando todas estas medidas podemos llegar conseguir ahorrar hasta 1.200 euros al año para una vivienda de tamaño medio en nuestra factura energética.


Categorías: Noticias

  • Compartir
Volver atrás