Actualidad

Noticias | 23 Dic, 2020

15 trucos para ser eficiente y ahorrar en la cocina


Sin duda la cocina es uno de lugares más importantes del hogar. Es una de las habitaciones en la que más horas pasamos al día y la parte que más puede comprometer nuestra factura energética.

Con la llegada de las navidades también lo hacen los banquetes y las horas, el cariño y la energía que invertimos en cocinar para deleitar a nuestros seres queridos. Por eso y si queremos suavizar la cuesta de enero, es importante tener en cuenta estas claves de eficiencia:

Compra electrodomésticos eficientes

 

No te vamos a decir que tengas que cambiar ahora toda tu cocina, pero si que cuando le llegue la hora a tu nevera, a tu vitrocerámica o a tu lavaplatos, optes por productos de máxima eficiencia. La inversión inicial será un poco más alta, pero la habrás rentabilizado en unos pocos meses.

Conservación de los alimentos

 

  • No te pases con el frío. Manteniendo la nevera a una temperatura media de 5º C y de -15º en el congelador, podrás conservar tus alimentos de manera efectiva y sin aumentar el consumo en exceso.
  • La paciencia es la madre de la ciencia. Espera a que los alimentos se enfríen antes de introducirlos en el frigorífico o en el congelador. Si los introduces demasiado calientes, reducirás la temperatura de la nevera que requerirá más energía para recuperar el frío.
  • Ser limpio tiene beneficios. Mantener el fondo de la nevera libre de polvo y suciedad mejora su ventilación y la productividad del frigorífico.

 

Cocina siendo eficiente

 

  • El tamaño si importa. Utiliza ollas, cacerolas y sartenes ajustadas al tamaño que necesitas. Cuanto más grande es el recipiente, instintivamente utilizamos más agua o aceite para cocinar, lo que requerirá un mayor tiempo y energía para alcanzar la temperatura deseada.
  • Utiliza el calor residual de la cocina. No hace falta tener la vitrocerámica encendida hasta el final del cocinado. Si la apagamos unos minutos antes, seguiremos utilizando el calor residual para terminar de guisar nuestros platos.
  • Utiliza la tapa. Te ayudará a contener le calor en el interior de la cacerola, reduciendo el tiempo de cocción de los alimentos.

 

 

Que el horno no te queme el ahorro

 

  • El horno, hornea. Parece una obviedad, pero es importante tenerlo en cuenta si estamos tentados de utilizarlo para descongelar. El consumo es un 60% superior al del microondas que cumple con la misma función.
  • Cierra la puerta que se escapa el gato. Bueno, olvidad lo del gato, pero no lo de cerrar la puerta. En cada apertura mientras cocinamos, se pierde alrededor del 20% del calor generado que el horno deberá recuperar.
  • Apaga a tiempo. El horno es un gran conservador del calor. Apagándolo unos minutos antes, conseguiremos aprovechar la energía residual para terminar de cocinar nuestros platos estas navidades.

 

Más platos, la misma energía

 

Cuando vayas a cocinar aprovecha para realizar la comida de varios días. De esta manera aprovecharás la energía de unos platos para los siguientes. En el encendido de electrodomésticos o vitrocerámica es el momento en el que más energía requieren.

 

Que lavar los platos no te dije limpio

 

Y es que después de cocinar viene fregar. Usar el lavavajillas es mucho más eficiente que lavar a mano, pero ¡cuidado! Espera a llenarlo para poner el programa en marcha. El lavavajillas consume lo mismo lleno que vacío pero cuantas menos veces los pongas mayor será tu ahorro.

 

Cuenta con un Agente Energético

 

Son los mayores expertos en eficiencia de nuestro país. Con un estudio personalizado podrás empezar a ahorrar desde el primer día con soluciones adaptadas a tu hogar, tus hábitos de vida y tu consumo. Con Feníe Energía tienes uno muy cerca de ti. Encuentra el tuyo en este mapa.


Categorías: Noticias

  • Compartir
Volver atrás