Actualidad

Noticias | 1 Jul, 2021

El aire acondicionado y las nuevas tarifas: 7 claves para ahorrar y sobrevivir al verano


El aire acondicionado es uno de nuestros mayores aliados para combatir el calor en los meses de verano. Ahora bien, a nadie se le escapa que también supone un aumento en el consumo energético que se verá reflejado en la factura. Hasta ahora, todos teníamos más o menos claro cuando conectar el aire para evitar sorpresas a final de mes, pero ¿y con las nuevas tarifas? ¿Cómo hago para sobrevivir al verano sin dejarme los ahorros?

 

1. Climatiza solo las habitaciones que vayas a utilizar

 

La energía más barata es la que no se consume. Climatizar toda tu vivienda o negocio no tiene sentido si únicamente vas a pasar largos periodos de tiempo en unas pocas estancias. Pasar más tiempo con tus familiares en la sala de estar, por ejemplo, te ayudará a ahorrar a la vez que compartes tiempo de calidad con tus seres queridos.

 

2. Una cosa es no pasar calor y otra convertir tu vivienda en una nevera

 

Con una temperatura de 23 grados creamos un ambiente agradable y evitamos elevar el gasto por encima de lo que desearíamos. Según IDAE, cada grado que bajemos la temperatura, aumentará un 8% el gasto que hacemos. En todo caso, no es aconsejable que la diferencia entra la temperatura interior y la temperatura exterior supere los 12 grados centígrados.

 

3. El sol nos regala su energía, pero también su calor

 

No seremos nosotros quienes critiquemos el poder infinito del sol para generar energía verde y sostenible. Ahora bien, cuando se trata de refrescar la casa en verano, lo mejor es evitarlo. Utilizar las cortinas, persianas y sobre todo toldos de colores claros para evitar la exposición directa de las estancias durante las horas centrales del día. El suelo, las paredes y los muebles absorben el calor y cuando baja la temperatura lo emiten, exigiendo un mayor esfuerzo al aire acondicionado para alcanzar la temperatura deseada.

 

4. Recurre a las horas llanas, huye de las horas punta

 

Huir de las horas punta será clave si no queremos que sea la factura la que nos deje helados. La buena noticia es que a lo largo del día tenemos diferentes periodos de tarifa llana que serán imprescindibles para ahorrar. Aprovecha los periodos entre las 14:00 y las 18:00 y a partir de las 22:00 para enfriar tus estancias. Y recuerda, dormir con el aire acondicionado no es ni sano ni eficiente.

 

 

5. Elige bien tu aparato de aire acondicionado

 

Elegir electrodomésticos eficientes puede reducir su consumo hasta un 80% respecto a los menos eficientes. Para este tipo de inversiones lo mejor es contar con un Agente Energético que te asesore. No obstante, como ya te explicamos, dispones de esta guía de eficiencia para electrodomésticos que te permitirá saber cuales la mejor opción para ti.

 

6. Una buena ubicación es fundamental para ser eficiente

 

Es fundamental que elijas el lugar óptimo para la instalación de tu aparato del aire acondicionado si quieres aprovechar todo su potencial. Lo más recomendable es que esté en un lugar alto (el aire frío, más denso que el caliente, tiende a bajar) y sin objetos que obstaculicen el paso del aire. Asegúrate de que se genera una buena circulación que permita que se distribuya de manera equitativa por toda la estancia. Evita en todo momento que el flujo de aire se proyecte directamente sobre las personas.

 

7. No te olvides de llevar a cabo un buen mantenimiento de tu instalación

 

Acuérdate de llevar a cabo una revisión cada año de tu instalación para asegurar su óptimo funcionamiento y aprovecha el 100% de la energía que consume.

 

 


Categorías: ahorro, eficiencia, luz, Noticias, Optimización

  • Compartir
Volver atrás