Actualidad

Noticias | 10 Mar, 2020

Seis consejos para ahorrar y cuidar el medio ambiente desde tu casa


En la actualidad, el medio ambiente y el clima se están convirtiendo en una cuestión de vital importancia para gobiernos y entidades sociales. ¿Qué podemos hacer cada uno de nosotros en nuestras casas?

Las grandes transformaciones comienzan por los pequeños cambios, en el día a día, hechos por muchas personas. Comenzar por ser conscientes de lo que podemos hacer siendo más eficientes energéticamente puede ser un buen primer paso.

Desde Feníe Energía siempre hemos apostado por un cliente consciente de la importancia de consumir energía 100% verde y de ser eficiente en el consumo.

Desde aquí, os proponemos sencillos cambios que se pueden hacer para que entre todos consigamos cuidar el medio ambiente:

 

 

1.- Usar bombillas eficientes: la tecnología se va adaptando a los nuevos tiempos y la iluminación no podía ser menos. Con la tecnología LED ahorramos dinero y energía y, al consumir menos, estamos consiguiendo ser más eficientes y que se tenga que producir menos energía. Esto provoca un menor impacto en el medio ambiente.

 

2.- Reciclar: en ocasiones, le quitamos importancia por la comodidad de no tener varios cubos de basura o no pararnos a pensar en dónde tirar cada desperdicio. Pero, ¿sabes lo que puedes conseguir? Que se generen menos residuos que se incineran en los vertederos y, por lo tanto, reducir los gases nocivos que se generan y que dañan el medio ambiente. Los expertos apuntan a que si el reciclaje se asumiera por la mayor parte de la población sería para los gases de efecto invernadero como eliminar 2 millones de coches.

 

3.- Usar productos que sean reutilizables: como decíamos el uso de productos no reciclables genera un gran número de residuos que, a su vez, generan gases de efecto invernadero. Por eso, es muy importante utilizar productos que se puedan volver a utilizar. Un ejemplo claro es llevar tus propias bolsas al supermercado, un carrito de la compra o utilizar servilletas de tela en vez de papel.

 

4.-Evitar dejar aparatos enchufados:  el consumo fantasma, que es el consumo de los aparatos eléctricos que están continuamente enchufados supone entre un 7 y un 10% del consumo eléctrico de un hogar medio. Esto se puede ahorrar poniendo una regleta que se pueda apagar con un botón antes de salir de casa. Y, así, no solo ahorrar en la factura de la luz sino, también, que puedes ser más eficiente energéticamente.

 

5.- Utilizar vehículo eléctrico: fomentar una movilidad sostenible es fundamental para reducir la contaminación y los gases de efecto invernadero. Lo mejor sería que todos cambiáramos nuestros coches por un vehículo eléctrico. Pero como el cambio no puede ser tan rápido se puede comenzar por utilizar más el transporte público o el carsharing y motosharing eléctricos que en muchas ciudades están implantados. Con este modelo puedes desplazarte por la ciudad sin contaminar dado que son vehículos eléctricos y, además, compartes con otros usuarios por lo que se reduce el tráfico.

 

6.- Reducir el uso de plásticos: el problema de este material es que además de producirse con petróleo, que es contaminante, tarda mucho en descomponerse. Si desde el consumo reducimos la compra de productos de plástico, sobre todo los de un solo uso, y tratamos de comprar el mayor número de productos a granel estaremos reduciendo su uso en gran medida.

Estos son algunos de los consejos que os ofrecemos para que, con pequeños detalles, entre todos, podamos reducir la contaminación y, así, cuidar el medio ambiente y el aire que respiramos. Si queremos que el cambio de modelo energético y de consumo se produzca tenemos que empezar por modificar algunos de nuestros hábitos.


Categorías: Noticias

  • Compartir
Volver atrás