Actualidad

Noticias | 28 Dic, 2018

¿Cómo ser eficientes en Navidad?


Las fiestas navideñas son un momento en el que nos reunimos con la familia y disfrutamos de los días en casa. Esto puede hacer que se incremente la factura eléctrica si no sabemos cómo consumir de forma eficiente para aprovechar al máximo los recursos energéticos.

Si se quiere ahorrar en la factura durante la Navidad es necesario actuar en conciencia para que luego no haya sorpresas en las próximas facturas.

Estos son algunos consejos para conseguir ser eficiente en Navidad:

  1.  Temperatura en casa. En las reuniones familiares no todo el mundo está acostumbrado a la misma sensación térmica en casa. Pero como sabéis subir los grados del termostato de la calefacción puede incrementar la factura. La temperatura de la calefacción no debe ser superior a 21 ºC y subirla un grado puede suponer incrementar el consumo de energía entre un 7% y un 10%. Además, aunque antes de empezar las celebraciones las casas pueden estar más frías cuanta más gente haya más subirá la temperatura de las habitaciones. Además, si se pasa la Navidad fuera de casa es muy conveniente apagar la calefacción para no estar haciendo un gasto sin estar en la vivienda.
  2. Luces de Navidad. Aunque a todos nos gusta decorar la casa y el árbol con luces es recomendable no excederse en el número de bombillas colocadas si no se quiere pagar más en la factura. También es recomendable comprar las luces LED, que consumen menos, y no ponerlas durante todas las horas del día sino sólo en los momentos claves de las celebraciones
  3. Cocinar sin gastar de más. Si algo caracteriza a estas fiestas es la cantidad de grandes comidas que tenemos que preparar para celebrarlas. Además, se suelen preparar en electrodomésticos como el horno que hace un gran gasto de electricidad. Por eso, es recomendable aprovechar el calor del horno para cocinar varios platos al mismo tiempo, no abrir la puerta del horno mientras se cocina o usar la olla express en vez de la convencional ya que cocina de forma más eficiente y ahorras tiempo en la cocina.
  4.  Aprovechar las bajas temperaturas. En pleno invierno las temperaturas en la calle suelen ser bajas por lo que se puede aprovechar ese frío colocando las bebidas en zonas exteriores como el garaje o la terraza para dejar el espacio en la nevera a los productos que necesitan estar refrigerados a una menor temperatura.
  5.  Usar el lavavajillas. Aunque pensemos que los electrodomésticos gastan más que hacerlo a mano, en este caso no es cierto. Y es que utilizando el lavavajillas ahorras agua y la electricidad que supone encender el termo de agua caliente para fregar.
  6. Los congelados en la nevera. En estas fiestas se suelen descongelar productos que teníamos en el congelador y se suelen dejar fuera de la nevera. Es un método más rápido pero menos eficiente dado que si colocamos estos productos en la zona de la nevera que es menos fría además de descongelarse el, frío que desprende ayudará al resto de la nevera a conservar el frío ahorrando energía dado que puedes bajar la temperatura de la nevera.

Con todos estos consejos se puede consumir energía de forma eficiente y, de esa manera, no incrementar la factura de la luz por las fiestas navideñas. Además, algunos estas prácticas se pueden llevar a cabo durante el año para reducir el consumo de energía en casa.

¡No te pierdas ninguna de nuestras noticias y publicaciones, síguenos también en Twitter, Instagram Facebook y LinkedIn!

#VerásLaEnergíaDeOtraManera #PuraEnergía #LaEnergíadeLaVuelta


Categorías: Noticias

  • Compartir
Volver atrás