Actualidad

Noticias | 6 Feb, 2019

¿Sabes que la movilidad eléctrica no es solo el coche?


El vehículo eléctrico cada vez está más presente en nuestra manera de transportarnos y ya forma parte de un estilo de vida sostenible.  Es un tipo de vehículo no contaminante que se caracteriza por transformar la energía contenida en una batería en energía mecánica. Según el grado de electrificación del vehículo, existen diferentes medios de transporte eléctricos:

Vehículos 100% eléctricos: También llamados BEV (Battery Electric Vehicle) disponen de un motor eléctrico que transforma la energía almacenada en las baterías en energía cinética que se transmite a las ruedas. Son vehículos que aprovechan la energía de la frenada y los desniveles para generar electricidad que se acumula en las baterías. Además, su cambio es automático. Precio: Desde 20.000€

Vehículos híbridos enchufables: Tienen dos motores, uno eléctrico alimentado por baterías y uno convencional gasolina o diésel. Pueden funcionar en modo eléctrico o usar el motor de combustión. Precio: Desde 30.000€

Vehículos eléctricos híbridos: Estos vehículos disponen de los mismos elementos que los enchufables, pero la batería únicamente se recarga aprovechando la energía de las frenadas y la inercia en los desniveles. Además, no cuentan con la opción de poder enchufarse. Precio: Desde 20.000€

Motocicletas y ciclomotores eléctricos: Se cargan igual que cualquier otro vehículo eléctrico por medio de su cable conectado a un enchufe. Son una gran alternativa para movernos por la ciudad de una manera sostenible. Precio: Desde 700€

Bicicletas eléctricas de pedaleo asistido: Su principal característica es el sensor de pedaleo, que hace que solo se active el motor cuando pedaleamos. El motor se alimenta de una batería recargable. Precio: Desde 400€

Otros tipos de vehículo eléctrico: Los patinetes eléctricos o segways son otras formas de movilidad eléctrica que se alimentan de una batería recargable y con una autonomía limitada. Precio: Desde 100€

La movilidad sostenible cada vez está más extendida en las grandes ciudades, ya que despierta el interés de los usuarios no sólo porque su índice de contaminación es más bajo, sino porque recargar su batería es más económico que rellenar el depósito de cualquier automóvil de combustión.

¡No te pierdas ninguna de nuestras noticias y publicaciones, síguenos también en Twitter, Instagram Facebook y LinkedIn!

#VerásLaEnergíaDeOtraManera #PuraEnergía #LaEnergíadeLaVuelta


Categorías: Noticias

  • Compartir
Volver atrás