Actualidad

Noticias | 28 Feb, 2019

¿Qué supone el borrador del Plan Estratégico de Energía y Clima?


La regulación en materia energética ha estado marcada estos últimos meses por el cambio de gobierno y la creación del Ministerio de Transición Ecológica liderado por Teresa Ribera con una clara vocación de cambio y enfocada a la lucha contra el cambio climático y el fomento de las energías renovables.

Pero la reciente convocatoria electoral para el 28 de abril ha precipitado algunas decisiones. Por ese motivo, y por la obligación ante la Unión Europea han presentado un borrador del Plan Integrado de Energía y Clima 2021-2030. En este plan se definen los objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, de penetración de energías renovables y de eficiencia energética.

Pero lo que está claro es que este ‘Plan Estratégico de Energía y Clima’, pese a estar en la línea de lo que demanda Europa para cumplir los objetivos comunitarios, tiene que ser respondido por la Comisión Europa y ya será otro gobierno el que lo reciba, con todo lo que esto supone.

 

¿En qué consiste este plan?

 

Aunque el Gobierno lo describa en 15 puntos vamos a resaltar los que pueden ser más interesantes para los instaladores.

1.- Edificación eficiente y de calidad

Dado que la edificación es responsable de casi un tercio del consumo energético del país, debido, principalmente, a la baja eficiencia energética de los edificios existentes. Por lo que se prevé mejorar la calidad y sostenibilidad de los edificios construidos mediante rehabilitación.

Para llevarla a cabo además de una inversión pública para rehabilitar los edificios del Estado se ha pensado a través de instrumentos financieros destinados a empresas particulares o comunidades de propietarios movilizar inversión privada. Además, de promover incentivos fiscales en el IBI a los inmuebles que apuesten por la energía solar o la rehabilitación energética.

2.- Movilidad sostenible y eficiente

La movilidad juega un papel fundamental y por ello el Gobierno apuesta en este plan por la elaboración de la futura Estrategia de movilidad sostenible, intermodal y conectada que trata de dar respuesta a los retos que suponen las nuevas modalidades de movilidad. Además, se creará una Mesa de Movilidad Sostenible, un órgano de asesoramiento y reflexión en el que todos los actores implicados puedan participar y mejorar las políticas que se lleven a cabo en esta materia.

Los fabricantes, las grandes casas matrices tienen este debate presente desde hace tiempo porque las directivas que se han planteado han endurecido esos umbrales.

3.- Abaratamiento de la factura eléctrica

La previsión en este plan es que en 2030 se reduzca la factura eléctrica al menos el 12% antes de impuestos respecto al precio actual. Se prevé que, en 2030, el recibo siga bajando, la clave de esta reducción es la entrada masiva de renovables, ya que se trata de las tecnologías más baratas y competitivas. Siempre y cuando se lleve a cabo una reforma del mercado mayorista de la electricidad y esta entrada de energía renovable tenga repercusión en los precios mayoristas.

4.- Inversión pública como palanca de inversión privada

Según el Gobierno este plan proporciona confianza a todos los actores económicos y actúa de llamada a la inversión privada. En el caso de la financiación pública será necesario movilizar 47.000 millones de euros, un 20% del total en la próxima década. Entre los que incluye la creación por parte del tesoro de bonos verdes para vincular la deuda pública a la financiación de proyectos concretos asociados al desarrollo bajo  en carbono.

5.- Impulso al Crecimiento Económico

Otra de las ventajas, según este gobierno, es que las inversiones previstas en el marco, unido al ahorro en la factura energética del país, permitirán un aumento del PIB un 1.8% de incremento en 2030. De hecho, solo las inversiones renovables para la generación eléctrica aumentarán el PIB entre 6.800 y 10.500 millones de euros al año.

6.- Motor de creación de empleo

Se prevé la creación de entre 250.000 y 364.000 nuevos en empleos entre 2021 y 2030 ligados a la industria, a la mejora de la eficiencia, especialmente en casas y edificios, la innovación, las energías renovables o el sector servicios.

7.- España potencia renovable

El marco prevé que más del 70% de la generación eléctrica de España en 2030 sea renovable, frente al 40% actual y que se alcance el 100% en el 2050, con la incidencia positiva tanto en el crecimiento económico como en el empleo y la salud.

Para ello el Gobierno hará un calendario de subastas que garantizará una retribución adecuada a las renovables. Así como el desarrollo de infraestructuras que permita la adecuada integración de las renovables en el sistema.

8.- Impulso a la innovación

Propiciará nuevas oportunidades basadas en tecnología, que mejorarán la competitividad del tejido industrial y generarán empleo de calidad cualificado en las industrias, universidades y centros de investigación.

Una vez la Unión Europea revise el borrador y lo envíe al Gobierno con las modificaciones habrá que estudiar cómo se concreta. Pero si es cierto que se abre un periodo muy interesante en el sector energético en el que el papel del instalador eléctrico va a ser fundamental para que se pueda llevar a cabo este cambio.

 

¡No te pierdas ninguna de nuestras noticias y publicaciones, síguenos también en Twitter, Instagram Facebook y LinkedIn!

#VerásLaEnergíaDeOtraManera #PuraEnergía #LaEnergíadeLaVuelta


Categorías: Noticias

  • Compartir
Volver atrás