Actualidad

Noticias | 8 Abr, 2020

Reducir la factura de la luz en tiempos del COVID-19


La situación generada por la expansión del COVID-19 nos ha obligado a cambiar nuestros hábitos. Ahora pasamos más tiempo en casa, lo que puede suponer, en algunos casos, un aumento en el consumo energético. En Feníe Energía hemos apostado por reducir nuestros precios para compensar esta situación pero cada uno, en su casa, tiene a mano reducir el consumo a través de estos consejos que os traemos para ser más eficientes.

REPASAR LA DISTRIBUCIÓN DE BOMBILLAS

Lo más fácil e importante es aprovechar al máximo la luz natural disponible y evitar tener bombillas encendidas de forma innecesaria. Cuando no haya luz natural, debemos tener en cuenta que cada bombilla en nuestro hogar es un punto de consumo eléctrico por lo que ajustar el número de puntos de luz a nuestras necesidades, será primordial. En muchos de nuestros salones, cocinas o cuartos de baño, tenemos las tres o cuatro bombillas controladas por un mismo interruptor, pero ¿necesitamos toda esa luz?

Iluminar en función de nuestras necesidades es un aspecto importante que podemos salvar de forma fácil. Si estamos por ejemplo en el salón viendo la televisión, no necesitamos cuatro bombillas encendidas en el techo. Una solución sencilla es colocar una lámpara de mesa o de pie, con una bombilla LED. Además de contribuir a crear un clima cálido y acogedor, puede reducir el consumo en un 75%.

No vamos a insistir en algo que ya conocemos todos: las bombillas LED son una de las principales opciones de ahorro en la factura de la luz.

APAGA LOS ELECTRODOMÉSTICOS

Hoy en día, además, tenemos más tecnología que nunca: televisión, ordenador, tableta electrónica, teléfonos móviles, libro electrónico, robot de cocina, robot de limpieza… Toda esta domótica y tecnología consume electricidad, cuando lo utilizas, y cuando lo dejas en hibernación. Concretamente, el 10% de tu factura.

MONITORIZA TU CONSUMO

¿Te imaginas poder ver en cada momento qué instalaciones de tu vivienda o negocio está consumiendo y cuánto? Una buena cura requiere de un buen diagnóstico. Identificar las ineficiencias de nuestro sistema es esencial para poder atajar el problema.

Los sistemas de monitorización de consumo detectan aquellos elementos técnicos, (electrodomésticos, iluminación, maquinaria) o hábitos de consumo que concentran un mayor gasto económico. Antes, para obtener esta información era necesario esperar la llegada de la factura, cuando ya era tarde. Hoy, sin embargo, es posible hacer un seguimiento en tiempo real través de un monitor de consumo, que nos permita identificar los escapes de eficiencia, antes de que el problema se vea reflejado en la factura.

Desde Feníe Energía ofrecemos a nuestros clientes la posibilidad de analizar su consumo energético, al igual que las radiografías permiten estudiar los huesos, nuestro servicio Sigue+e ayuda al usuario a saber dónde, cómo y cuánto consume.

LA CALEFACCIÓN, LA GRAN CONSUMIDORA DE ENERGÍA

En primavera es casi imposible prever si hará frío o calor. El tiempo es cambiante e igual un día tenemos que sacar el edredón que otro dormimos destapados. La solución es mantener estable la temperatura del hogar a unos 21 grados. Más no es necesario y puede suponer un aumento en el consumo que no compensa la diferencia térmica.

Además, es importante hacer un repaso periódico a nuestros radiadores para evitar desperdiciar energía. Deben estar en lugares despejados, libres de cualquier objeto o mueble que pueda impedir el paso del flujo de aire caliente. Purgarlos de vez en cuando, contribuye igualmente a aprovechar al máximo su eficiencia.

NO TE BAÑES, DÚCHATE

Después de la calefacción, el uso de agua caliente es el mayor determinante de nuestra factura energética. Puede representar hasta el 25% de la misma. Cada vez que optamos por el baño en detrimento de la ducha, aumentamos el consumo multiplicamos el consumo por cuatro. Ajustar la temperatura a unos 30 o 35 grados y utilizar sistemas de acumulación como la caldera o la bomba de calor, te ayudará a controlar al máximo tu consumo.

APOSTAR POR EL AUTOCONSUMO

Lo que hace unos años podía parecer impensable, hoy es una realidad: producir tu propia energía. Cada vez son más los hogares que apuestan por instalar paneles de autoconsumo en sus viviendas. Un método que, además de sostenible, se ha demostrado rentable y eficiente. Además, si produces excedentes, Feníe Energía te los compra. Una razón más para ponerte en contacto con tu Agente más cercano y que te de todas las claves para pasarte a un modelo de consumo que arrasa en Europa.

¿ES TU CASA UNA CASA EFICIENTE?

Por último, te aconsejamos que en estos días aproveches para observar que puedes mejorar en tu hogar para hacerlo más eficiente. En este proceso, puedes ayudarte de los profesionales. Nuestros Agentes Energéticos son expertos consultores en la eficiencia en el hogar. Recurrir a un profesional para que haga un estudio de tu vivienda para convertirlo en un espacio eficiente puede ser determinante en tu ahorro anual en energía.


Categorías: Noticias

  • Compartir
Volver atrás