Actualidad

Noticias | 23 Jul, 2018

¿Cuáles son los retos del Ministerio de Transición Ecológica?


Desde que el pasado 7 de junio tomara posesión la nueva ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera muchos son los retos a los que tiene que enfrentarse. Una ley para la transición energética y el cambio climático, el cierre de las centrales nucleares y de carbón o los cambios en la regulación del autoconsumo son sus principales retos.

La aprobación de la Ley para la Transición Energética y Cambio Climático es una apuesta personal del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ya desde la oposición creó un grupo de trabajo con expertos que trabajarán en esta temática y que lideraba, precisamente la hoy ministra Teresa Ribera.

La duda que se plantea es si un gobierno en minoría como el que tiene Pedro Sánchez pueda sacar adelante una ley de tanto calado. Si bien, la ministra Ribera ha declarado recientemente en una entrevista a los medios que pretende tener un borrador para finales de verano, una cosa es tener una propuesta y otra el trámite parlamentario que permitirá al texto normativo ver la luz. Entre tanto, veremos la propuesta del PP que un par de semanas después de dejar el Gobierno ha registrado en el Congreso de los Diputados, su propia Proposición de Ley de Cambio Climático.

Regulación sobre Autoconsumo

Otro reto que tiene por delante es la modificación de la regulación sobre autoconsumo. Es uno de los temas estrellas del Ministerio y sobre el que es muy probable que veamos cambios en el corto plazo. En este tema hay muchos aspectos técnicos y administrativos que están siendo regulados por Real Decreto, por lo que fácilmente podrán ser modificados más pronto que tarde.

La dificultad estriba de nuevo en la minoría parlamentaria en la que se sustenta el Gobierno socialista, dado que entra en juego la modificación parcial de la Ley del Sector Eléctrico, y por tanto, necesitará del apoyo de la mayoría de la cámara. Pero desde el Gobierno de Pedro Sánchez han apostado por la supresión del impuesto al sol que tanta polémica generó desde que se aprobara en 2015.

Y, de hecho, durante el primer periodo de la legislatura, aún con el PP en el Gobierno, se presentó en el Congreso una iniciativa legislativa para derogarlo firmada por 180 diputados que son los que apoyaron a Pedro Sánchez en la investidura, y que podrían ayudar a que finalmente este impuesto se termine derogando.

Cierre de las centrales nucleares

Pero si una medida ha sido la que ha protagonizado las primeras preguntas a la ministra ésta ha sido el cierre de las centrales nucleares y las centrales térmicas de carbón. Ya que desde el ministerio de Transición Ecológica se apuesta porque el consumo dentro de 30 años sea lo más eficiente posible y esté basado en energías renovables. Esto no es un compromiso político partidista, sino que es parte de la estrategia de la UE para descarbonizar la economía y cumplir así con los compromisos adquiridos en la Cumbre de París.

Por tanto, si bien el futuro de las centrales de carbón es más previsible ya que es la fuente más contaminante de todas las tecnologías, el Gobierno ha querido dejar claro que la transición debe ser justa y que son conscientes de la situación laboral y social de las comarcas mineras y zonas donde se encuentran estas centrales térmicas. Cuestión distinta, es el debate que existe en torno a las  centrales nucleares. Tienen una vida útil de 40 años y el nuevo Gobierno no quieren que se alargue más allá de esos años inicialmente fijados.

Por otro lado, el hecho de que el Presidente del Gobierno haya vinculado el ministerio de Energía con el de Medio Ambiente fusionando estas dos materias ya dice mucho de las intenciones de la nueva ministra. Históricamente,  Energía ha estado vinculada con Industria, sin embargo, ahora lo está con Medio Ambiente, lo cual puede dar una pista muy importante de las intenciones del Gobierno

Por otro lado, en Europa se está debatiendo el conocido como ‘paquete de invierno’ que agrupa distintas directivas y reglamentos en materia energética y que una vez se aprueben fijará la hoja de ruta de la UE hasta en 2030, así como la configuración de la Unión Energética Europea. Con el anterior Gobierno, España estaba alineada dentro del grupo de países que defendían las posiciones más conservadoras y más escépticos sobre las consecuencias del cambio climático y la urgencia de acometer políticas decididas y trascendentes en sus países.

Ahora, con la nueva ministra comienzan a verse cambios, al menos en las intenciones que ha manifestado hasta el momento, que pueden colocarnos a la cabeza de Europa en materia de renovables, ya que Teresa Ribera tiene una trayectoria profesional caracterizada por su defensa e impulso a las energías renovables en la Unión Europea.

Si el nuevo Gobierno socialista es capaz o no de conseguir los retos que se plantean dependerá del tiempo y la agilidad con la que se tomen las decisiones en una materia que es muy sensible y que tiene especial relevancia para la economía del país. Mucho se habla habitualmente de la necesidad de una auténtico Pacto Energético. Pero éste siempre es más difícil en momento de cómodas mayorías, no obstante, tal vez si Pedro Sánchez actúa con astucia y hace de la necesidad virtud pudiéramos ver un consenso estable y duradero en materia energética.

¡No te pierdas ninguna de nuestras noticias y publicaciones, síguenos también en Twitter, Instagram,  Facebook y LinkedIn!

#VerásLaEnergíaDeOtraManera #PuraEnergía #LaEnergíadeLaVuelta


Categorías: Noticias

  • Compartir
Volver atrás